C.E.I.P. "Blas Infante" - Fuente Carreteros

Aumentar TEXTO disminuir texto

Espacio privado | Mapa | Colaborar

C.E.I.P. "Blas Infante" - Fuente Carreteros


Portada del sitio > 7. Aniversario del Colegio:::25 años > Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

..:::ENTRA EN ESTE ARTÍCULO PARA LEER LOS COMENTARIOS:::..

Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

Os citamos el 5 de junio, a partir de las 8 de la tarde.

Domingo 10 de mayo de 2009, por El Colegio (actualizado el 9 de junio de 2009)    Ver en formato PDF


Nos gustaría que dejaras aquí todos tus comentarios, recuerdos, anécdotas sobre tu paso por el Colegio Blas Infante y sobre el Encuentro que tuvo lugar el viernes 5 de junio de 2009.

Para envía un mensaje haz clic sobre "Comentar este artículo".

Comentar este artículo

14 Mensajes del foro

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    11 de mayo de 2009 10:15, por Paco Rojano

    Estos son algunos comentarios que ya hemos recibido:

    6 de mayo de 2009 a las 21h47min / sandra minguez armada — sandrita_richi@hotmail.com

    Hola: Soy Sandra Minguez una antigua alumna del colegio. Como me gustaria poder ir para el evento que estais organizando para el dia 5 de junio, me a llegado la carta y hasta me e emocionado. No estare alli pero me acordare y me acuerdo mucho de todos. Muchos besos especialmente para Paco y Diego. No os olvido, un abrazo muy fuerte.

    5 de mayo de 2009 a las 17h47min / Lola Reyes

    Que recuerdos!!y que foto más auténtica,me da mucha alegria ver esto,espero ver a todos mis compañeros y maestros en la fiesta del 5 de junio.Un abrazo.

    5 de mayo de 2009 a las 10h41min

    hola,me llamo carmen maria y he stao muxos años ayi,recuerdoa buenos.....TODOS,todos eran maravillosos,profes,compis...estoy encantada con el cole,si tuviera 6 años volveria alli sin ninguna duda,alli estare en el 25 aniversario.besos para todos.

    30 de abril de 2009 a las 21h01min / Francisco Laguna Jiménez — lagunaji@hotmail.com

    Me alegro que nos reunamos todos los que hemos pasado por el colegio el próximo viernes , 5 de junio para pasar un rato recordando nuestras experiencias-vivencias que para mi son muy bonitas. Digo que son porque me fui por culpa de la carretera; me sentía feliz en Fuente Carreteros-su gente- que simpre tendré en un cachito de mi corazón. Era de INFANTIL, lo soy y lo seré y así lo expreso, con el corazón. Paco Laguna

    Responder este mensaje

    • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario 12 de mayo de 2009 20:35, por francisca minguez rodriguez

      Buenas soi Francisca Minguez Rodriguez!!.

      Me ha echo mucha ilusion el recibir la invitacion, es un acto muy bonito el que vais a hacer. Me gustaria mucho asistir y ver a los mis profesores y compañeros despues de tantos años , pues son muchos los recuerdos. Pero siento mucho no poder asistir. SALUDOS PARA TODOS.

      Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    18 de mayo de 2009 19:35, por María Malagón
    ¡Hola a tod@s! Soy María Malagón y me ha dado mucha alegría recibir vuestra carta. Si nada me lo impide quiero estar allí ese día. Para mí este cole fue muy especial y siempre me acuerdo de los ratos tan buenos que pasé allí y de todas las cosas que hicimos juntos.

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    30 de mayo de 2009 11:28, por Gema Fernández Romero
    Cuando recibí la carta del colegio Blas Infante de Fuente Carreteros, en la que se me comunicaba la celebración, el 5 de junio, del 25 aniversario, una inmensa emoción me invadió, cerré los ojos y me sumergí en unos bellos recuerdos. Sumergida en ellos, evoqué la imagen del pueblo.¡Qué años lejanos! Reconstruirlos era como si el ruido de los coches, que ahora escuchaba,entrara intermitentemente dentro de mí. De repente, sentí una influencia extraña y arrolladora que me invadía. Oía en mi interior un silencio de altura, de cipreses solitarios, de una fragancia especial, un olor a pradera, a vegetaciones que habían crecido con mi estancia en el colegio y que yo había olvidado, en el fragor de mi vida ciudadana. Me sentía envuelta en el arrullo de mi alumnado y en el de los padres/madres que me habían ayudado tanto en mis actividades docentes. ¿ De dónde podría venir aquella palpitación de la tierra, aquella purísima virginidad de aromas? Era la llamada del pueblo que nutrió gran parte de mi vida docente y que ahora volvía a sentir. Recorrí imágenes sin cronología, que se agolpaban yendo y viniendo. Quiero recordarlos a todos, lo intento, pero no puedo. Voy a los cajones de mi escritorio, cojo los cuadernos y fichas que, con tanto esmero y cariño, había guardado durante todos estos años.Leo las listas de mi alumnado, con las notas, cruces, anotaciones...Intento centrarme en los nombres, porque ellos tienen raíces y radícula; aire y aceite; tienen historia: sangre en las sílabas. Y, uno a uno, voy recordando a todos, sintiendo que el trabajo, las prisas y la falta de tiempo, me habían hecho perder el calor cotidiano de tod@s. Pienso que durante estos años que han pasado, ha sobrevivido lo más sencillo de todo: la muerte y el olvido. La muerte devora la vida, pero en el recuerdo, todo sigue viviendo en el lago de los sueños.

    Responder este mensaje

  • Mi paso por el Blas Infante

    1ro de junio de 2009 14:19, por Julia Mª Reyes Rodríguez

    Recuerdo los años que pasé en el Colegio Público Blas Infante con mucho cariño, recuerdo a cada uno de los profesores que me dieron clase e incluso recuerdo los apellidos de casi todos los compañeros que estaban conmigo.

    Recuerdo cómo salíamos corriendo de clase al sonar la sirena para hacer la fila para tomar el vaso de leche en el recreo, o cuando la señorita Pepi me hacía volver a mi sitio si llevaba algo en el plato para tirar en el comedor y se esperaba conmigo hasta que me lo comía, jeje, e incluso cuando tocaba comentario de texto con Diego y nos sacaba a la pizarra para hacernos preguntas sobre un libro que teníamos que haber leído.

    Recuerdo cuando jugábamos al látigo tirándonos por la cuesta y nos partíamos de risa viendo cómo el último volaba, o cuando nos preparábamos en el foso para saltar a longitud en las olimpiadas.

    Podría escribir muchas páginas recordando mi paso por el Blas Infante porque fueron unos años inolvidables...pero quizás lo más importante es que si pudiera volver atrás no cambiaría ni un solo día de los que pasé en mi colegio.

    Responder este mensaje

  • Mi colegio, el Blas Infante

    1ro de junio de 2009 14:28, por Estíbaliz Carmona González
    Cuando pienso en él...recuerdo el edificio blanco y la entrada, pero sobre todo las verjas verdes. Me acuerdo de los profesores, de algunos más que de otros; siempre hay gente que te marca más, para bien o para mal, jejeje. Me acuerdo de Pepi, de Diego, del director Paco y de una profesora que tuve en 5º que se llamaba Rosa. Recuerdo el comedor, y con cariño, porque allí fue donde aprendí a comer. Pero lo más divertido eran las olimpiadas y salir al recreo en el que había un puesto que montaban los de 8º. Me produce melancolía porque fueron unos años maravillosos y me encantaría estar ahí, pero no puedo...así que aquí tenéis mis recuerdos para compartirlos con los vuestros.

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    1ro de junio de 2009 19:59, por Francisco Javier Díaz Ruiz

    It is a pride to go back in time and remembering those years I spent at school, at Blas Infante School. Eight years of my life, eight years of my childhood were spent there. I still remember it year after year, course after course since the first one. And I can even remember every teacher I had since I was at first course until the eigth one. It is a pleaure to mention those who marked my learning: Gema fernández, Josefa Chacón, Marisol, Diego Ballesteros, Francisco Caballero. But the other ones also contributed, of course, but were not as significant as these ones.

    You may be surprised when you read this text written in English, you will get surprised. The liking for English language was begun at Blas Infante School; and it is a pride to give thanks to Marisol, who really made of English one of my favourites subjects. But of course, as this of languages is a thing I ever loved, I also want to give thanks to Diego Ballesteros, because I made the possible for knowing all what I had to know about my mother tongue: Spanish or Castilian Language. And that love for languages started there, at my school.

    I want to thank all my teachers for their attitude and perseverance they had with me. Though I haven’t reached the purposes they wanted to and I expected to do, all the effort does not stays left, because I continue looking for my purposes and I think I’ll get them.

    I might not assist to the event, that would be a pain. But there’s something in myself that makes me avoid to go, one of them is the nostalgia for remembering those years, I cannot fight against the nostalgia. And who remembers me (I don’t know if lots or few of my teachers) will ask for the one in the 1995/1996 promotion (I don’t say I was the one, but they said I was the one) Well, but this one failed after finishing EGB, but still continues fighting, and continuing with what he left stopped. I do not loose my hopes.

    Apart of all, I wish the school to fulfil another 25 years more, maintaining the quality and way to learn. Because, if the basis is the most important for a person, so, go on with your learning system. Celebrate the 25th anniversary happily and with the company of the old teachers and pupils who went through that school since its foundation.

    I’ve written this letter a bit sudden, but I do not doubt in writing more leters or notes later.

    I hope you write me back when at least any of my old teachers who remembers me, reads this letter and remember me. So, I give you my congratulations for all.

    One stron embrace for all the members of the school.

    NOTE: Write me back at my email, thanks. Use the language you can better be expressed.

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    2 de junio de 2009 13:31, por Maria Dolores Reyes Rodriguez (Loli Reyes)
    Tengo muy buenos recuerdos de mis años en el Colegio Público Blas Infante,de mis compañeros,de mis maestros y sobre todo de sus enseñanzas. No hay vez que pase por delante del colegio y no me invada la nostalgia,me acuerdo del comedor, donde la comida estaba riquisima gracias a la cocinera Manolita, todavia no he probado unos macarrones tan buenos como los de ella; del muro del recreo donde me sentaba a hablar con mis amigas y donde buscábamos la sombra en los dias de sol; me acuerdo de mi maestro Don José y de la señorita Pepi,tutores mios durante 3 años cada uno y a los que guardo un inmenso cariño. También me acuerdo de Marisol, la maestra de inglés,de Don Francisco,director en aquel tiempo, y por supuesto de Diego,al que aprecio muchisimo y que suelo ver por el pueblo, ya que somos casi vecinos. Y me acuerdo de mis compañeros, los que siguen en el pueblo y los que se fueron a vivir fuera, eramos la clase de las "lolis" Loli Caro, Loli Gordillo, Loli Montero, Loli Reyes y algún año también estuvo Loli Centeno. Todos ellos han contribuido a que hoy sea la persona que soy y a que guarde tan gratos recuerdos,desde aqui les digo: Gracias. Nos vemos el dia 5

    Responder este mensaje

  • Carta sobre el 25 aniversario

    3 de junio de 2009 22:33, por Manuel Enrique

    En junio del 1991 llegué al Colegio. En él permanecí hasta septiembre del 2005, durante los catorce años que trabajé como conserje, fue sin duda, una experiencia que mereció la pena. En el Colegio yo también aprendí; la sabiduría de los profesores y la inocencia de los niños me han hecho entender muchas cosas en esta vida. Hoy me quedan muchísimos recuerdos, pero sobre todo amig@s que volveré a ver el viernes, haré recuento y sacaré nostalgias del cajón… OS ENVÍO A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA MI MAS CALUROSA FELICITACIÓN…

    “…FELÍZ CUMPLEAÑOS…”

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    4 de junio de 2009 16:45, por Carmelo Blazquez

    Lamento infinito no poder estar en este entrañable evento al que pensaba asistir para disfrutar del aniversario del colegio junto a mis compañeros y maestros. Me apetecía tanto: ¡Quería tener esa foto de grupo en mi casa!, pero me temo que mis obligaciones (y mis recientes vacaciones) hacen imposible que me pueda escapar a disfrutar de tan entrañable encuentro…en fin, ¡tendré que esperar al 50 aniversario!,je.

    Con motivo de la celebración, estos días he estado pensado mucho en el pasado: en los años que pasé en el Colegio público Blas infante, en mis compañeros y en mis maestros. En aquellos ocho años ellos fueron mi mundo, el colegio lo era todo: fuente de preocupaciones, de obligaciones, de ilusiones, de alegrías y de penas. Mucho de lo vivido y aprendido aquellos días marcó tanto mi vida que en la actualidad aun lo tengo, gratamente, muy presente. Hubo cosas buenas y otras no tan buenas, en parte debidas a que yo nunca fui un alumno brillante ni ejemplar. Recuerdo como pasaba noches en vela pensando en la regañina que me iba a caer al día siguiente por no haber hecho los deberes o no haber estudiado la tabla de multiplicar o las conjugaciones verbales que Don José nos había mandado. A veces pensaba en lo severo que era mi maestro, aunque actualmente soy consciente del alumno vago y poco aplicado que era y que no mejoraba a pesar de las broncas o castigos: yo debía ser una pesadilla de niño. Tras la reprimenda (que me caía siempre) mis compañeras de clase (alcursicas y burlonas) estaban deseando ver a mi madre para decirle que yo no había hecho los deberes o no me había sabido la tabla y por ello me habían castigado. Sí, en aquellos años el colegio era un calvario de obligaciones aunque también de diversiones, y es que yo prefería pasar la tarde en el arroyo o en el corral de mi amigo Cipriano a dedicar unas horas a hacer cuentas o estudiar, de hecho prefería pasar malas noches pensando en la regañina de Don José y en la burla de mis compañeros antes que levantarme y hacer los deberes o estudiar. Pobre Don José y pobre mi madre que padecieron a un alumno y a un hijo tan vago.

    Después de seis años con el mismo tutor, llegó la Segunda Etapa (tan esperada porque significaba que formábamos parte de los mayores del colegio, ¡los que ya estaban en la segunda planta! Y tenían que ir pensando en lo que querían hacer en el futuro mientras soñaban con el esperado viaje de fin de curso) y ya no teníamos el mismo maestro para todas las asignaturas. Aquí aparecieron Don Ricardo, temido director del colegio al que, contradictoriamente, yo siempre recordaré de buen humor, bromeando o riendo: recuerdo que uno de los días que me hizo mas feliz fue cuando me llamó a su despacho para estampar el sello del colegio y su “regia” firma en mi escayola tras haberme roto un brazo. De Don Francisco recuerdo tres cosas: que nos daba las preguntas de sus exámenes (aunque eso no era garantía de aprobar), su famosa frase “los pasotas pasan de todo menos de curso” y que era mi pesadilla en educación física…Pepe, Mª Carmen (nunca me dio ninguna asignatura pero la adoraba por como era, por como me trataba, por ser una persona tan especial )…que tiempos…que cercanos parecen y sin embargo, están tan lejos…

    Si además de los recuerdos tuviera que destacar lo que aquellos años me aportaron como persona serían demasiadas cosas a enumerar, aunque reconozco que mas que de las asignaturas, aprendí de las personas que las impartían. Como ejemplos nombraré a mis dos grandes maestros de la EGB (todos tenemos los nuestros), para mi lo que ellos enseñaban como personas me traspasó la epidermis y se instaló bajo mi piel, eran de aquellos educadores de los que aprendes no solo por lo que imparten, si no por cómo son, por los valores que gobiernan su vida, por lo que hacen y dicen…como decia algún santo, “por sus actos los conocereis”…influyeron tanto en mi como personas, que sus actos me han acompañado siempre formando parte de mi personalidad, convirtiéndose en un poso sobre mi alma que guían, mas de lo que soy consciente, mis acciones cotidianas y mi trabajo como adulto dedicado al mundo de la educación. De mayor yo quería ser como ellos…aun estoy lejos de conseguirlo. El primero, mi maestro (y el de la mayoría de nosotros) de Lenguaje y Literatura: para él, yo era una pesadilla por que todo lo que escribía lo llenaba de faltas ortográficas (no he podido solucionarlo tras tantos años y es muy probable que en este escrito haya varias faltas de aquellas en que una B va donde debería ir una V o viceversa). Aprendí las reglas ortográficas pero no a aplicarlas y sin embargo de aquel maestro (Diego) aunque no aprendí a mejorar mi ortografía si aprendí una cierta manera de entender la educación que va mas allá de las horas lectivas. Aprendí a organizar mi trabajo, a distribuir tiempos y responsabilidades, a cumplir con los acuerdos. Diego, comprometido con nosotros y con el proyecto de nuestros padres (trabajadores de un campo andaluz que no les había dado la oportunidad de formación que querían para sus hijos) fue maestro más allá de las aulas. Sirva de ejemplo, que aun recuerdo que cuando ya no éramos alumnos del Blas Infante íbamos a su casa a que nos rellenara las becas del instituto o la universidad…¿existe algo mas valioso que una persona te conceda desinteresadamente su tiempo a cambio de nada? Recuerdo su puerta siempre abierta. La forma en la que hoy en día organizo mi trabajo, no la aprendí en ningún instituto o universidad, la aprendí de él.

    El segundo maestro que marcó mi adolescencia fue mi tutor de segunda etapa…oh capitán mi capitán…de el aprendí la libertad…a ser escuchado, a ser tratado como adulto, era capaz de tratar a cada uno de sus tutorados de forma tan exclusiva…nos hacia sentir tan especiales a todos…, nos hacia sentir que podríamos conseguir lo que nos propusiéramos y nos enseñó a no ponernos límites a la vez que nos preparaba para un mundo adulto inminente. De el aprendí a creer en las personas con las que no comparto la sangre, a darlo todo en las relaciones humanas sin esperar nada a cambio. Hoy yo, intento aplicarlo en mi día a día, y cuando en mi trabajo alguna de mis educadoras me comenta que uno de nuestros adolescentes es “difícil” o no se puede hacer nada con él y me piden consejo, yo recuerdo al niño, al adolescente extraño que fui y como disco rayado repito siempre lo mismo: “dedícale mas tiempo…cree en él, busca aquello qué lo hace especial y refuerzazo, todas las personas tenemos algo que nos hace únicos, solo es necesario que alguien quiera descubrirlo, restar importancia a lo negativo y apostar por él, creer en él es la clave ”. A apostar y creer en las personas “que menos lo merecen, pues son las que mas lo necesitan” (como dijo algún escritor): eso lo aprendí de nuestro tutor Juan Manuel.

    Esta fotografía es de 7º de EGB, lamento haber tachado a gente, pero lo hice hace muchos años, no se si eran repetidores o gente que por aquel entonces me caía mal, en cualquier caso los que aquí aparecen son en su gran mayoría aquellos que la casualidad quiso que fuéramos compañeros durante ocho años. Para hablar de todo lo que compartimos, de los afectos, de aventuras y desventuras, de nuestro crecer, del descubrirnos, del madurar y despertar a la adolescencia juntos… necesitaría muchas páginas, son tantas anécdotas…pues fueron años decisivos de nuestras vidas… y los pasamos juntos…Luego octavo curso acabó y la vida adulta nos llevó a cada uno por su lado, pero donde hubo fuego siempre quedan cenizas y el cariño fraguado durante aquellos años no se ha extinguido. No puedo imaginar una infancia y un despertar a la adolescencia sin las “Valles” y las “Maris” (quien nos iba a decir que la fierecilla de la Mari a la que llamábamos “Morena”, para diferenciarla de la “Rubia”, tantos años después me haría tan feliz haciéndome padrino), sin Andreita, Mª José, Mª Jesús, Toñi, Susana, Tere, Teodori, Aurori, mi prima Patri, Ramón, Rafa, Ricardo, Manolo…a pesar de la distancia de espacio y tiempoi siempre he sabido de sus vidas y me he alegrado con sus alegrias y entristecido con sus penas. A veces, en esos días tristes que todo ser humano tiene de vez en cuando, esos que nos hacen pensar que todo tiempo pasado parece mejor, en esas horas bajas de nostalgia por una infancia y una adolescencia que se fueron para siempre, pienso (y a veces lo siento como una certeza) que nunca fui tan feliz como en aquella época, cuando vivía bajo el techo de mis padres y mi máxima preocupación y obligación eran ir al colegio. Carmelo Blázquez Jiménez (la fotografía parece no subir, pero está en la siguiente dirección web: http://www.erranteandaluz.blogspot.com/)

    Ver en línea : 25 aniversario del Colegio Publico Blas Infante

    Responder este mensaje

    • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario 14 de junio de 2009 20:37, por MARIA JOSE LOPEZ GARCIA
      Carmelo,soy Maria José, te echamos mucho de menos el dia del 25 aniversario, nos acordamos de tí y de las anecdotas que vivimos juntos todos los compañeros y que ese día recordamos juntos a nuestros maestros.todos los maestros nos conocieron,ninguno se olvidaba de nadie de nosotros, todos preguntaban por los que no veían allí en ese momento.Es verdad que no hemos perdido el contacto con casi nadie, a pesar del tiempo y la distancia en muchos casos.Y la prueba la tenemos en cómo en 24 horas organizamos el detalle que le regalamos a nuestros maestros (Don Jose y Juan Manuel)y donde todos/as participamos estuvíesemos aquí en ese día a no.Espero volver a verte muy pronto, un beso.Ah! y muchas gracias porque en los malos momentos también has estado ahí a pesar de la distancia.Tu compi del cole y amiga maria José.

      Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    14 de junio de 2009 20:50, por MARIA JOSE LOPEZ GARCIA
    A pesar de que, durante este curso 2008-09 todos los días voy al colegio a llevar y recoger a mi hija, el día de la fiesta del 25 aniversario fué algo ecepcional.. Y eso que la meteorología no ayudó a cumplir muchos de los objetivos.Pero la ilusión, los recuerdos, las anécdotas... sí que se vivieron y compartieron entre todos (maestros, alumnos, ex-maestros, es.alumnos, padres, madres...). Desde aquí doy las gracias a todas y cada una de las personas que pensaron en dicho acto, y a todas aquellas que han hecho posible que se realice y haya sido posible para tanta gente (también para mí)recordar y vivir nuevos momentos inolvidables de nuestra etapa escolar por este colegio. MARIA JOSÉ LÓPEZ GARCÍA

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    26 de junio de 2009 21:26, por Mercedes Burgos Montero
    ...no sabría explicar como fueron mis años en el blas infante.... inolvidables!!! de hecho viendo estas fotos he recordado cada momento como si lo hubiese vivido ayer...eran años de alegria, amistad, juegos,risas y... cada día empezaba en este colegío. bueno... lamento y lamentaré, siempre, el no haber ido a este reencuetro con esas amistades, un tanto perdidas, con aquellos maestros con los que tanto aprendimos y... en definitiva, con ese colegio, que cada vez que paso por su puerta me veo jugando con mis amigas: manoli, guadalupe, juani, nuria, gloria y rebo y comiendo esos bocadillo que mi madre me hacia tan buenos!!, me veo en esa pista jugando al baloncesto con mi entrenador, Manolo, que bastante paciencia tenia con nosotras...y saltando las tres fuentes que había de agua, jajaja... mi amiga Manoli y yo las saltabamos seguidas...!! de nuevo, pido disculpas a mi colegio por no haber ido al reencuentro... he sentido mucha alegría al ver estas maravillosas fotos...y me han dado un baño de muy buenos recuerdos.. gracias colegio.

    Responder este mensaje

  • Cartas y comentarios sobre el 25 aniversario

    8 de julio de 2010 17:09, por Maria Jose Pavon
    maria jose pavon.me lleno de tristesa el no poder esta alli ese dia ,pero estaba lejos y mis crios era muy pequeños .Pero mi corazon estaba alli ,en ese colegio donde lo pase tambien durante mis infancia.Me acuerdo un monton de todos los profesores ,de mis amigas .Loli ,Rosa .Manolita.yo.nunca se me olvidaran los momentos que pase alli

    Responder este mensaje


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | SPIP | esqueleto lubrin | visitas: 458830 | hit counter | |